TOP

PELVIS Y YOGA

¿CONOCES LA INFLUENCIA DE LA PELVIS TANTO EN LA PRÁCTICA DE YOGA COMO EN NUESTRA POSTURA CORPORAL?


La PELVIS NEUTRAL se define como aquélla que tiene la espina ilíaca anterorsuperior (ASIS) en la misma vertical que la sínfisis púbica y además en horizontal con la espina ilíaca posterosuperior (Imagen de Doug Keller).
Nuestra herencia anatómica y/o los hábitos posturales cotidianos (que debilitan o hacen que nuestra musculatura esté tensa) modifican la pelvis neutral desencadenando en amplio número de patologías tanto de la columna vertebral (lumbalgia, cervicalgia, escoliosis, etc.) como en otras partes del cuerpo (piernas, pies, rodillas, cabeza, etc.) e incluso alteraciones emocionales.
Las desviaciones de la posición neutral de la pelvis pueden ser muy variadas. En el plano sagital (basculación o desplazamiento), en el plano frontal (inclinaciones laterales) y en el plano transversal (rotaciones y torsiones).
Sin duda, las más conocidas y las más tenidas en cuenta en una clase de Yoga son las basculaciones en el plano sagital conocidas como ANTEVERSIÓN PÉLVICA y RETROVERSIÓN PÉLVICA.
* En el primer caso, la espina ilíaca anterosuperior (ASIS) se adelante respecto al pubis favoreciendo la curva lumbar (hiperlordosis lumbar). Muchas veces es resultado de músculos flexores de la cadera tensos (psoas, cuádricepts) y debilidad en el abdomen y glúteos. A nivel patológico, esta posición pélvica puede desencadenar en patologías articulares de las vértebras como el síndrome de facetas articulares o musculares como las contracturas en el cuadrado lumbar produciendo ambas dolor en las extensiones atrás como en Chakrasana (La Rueda).
* La retroversión pélvica es el caso contrario, la espina ilíaca anterosuperior (ASIS) queda por detrás del pubis. Si tuviéramos rabo el efecto sería similar a que lo escondiéramos entre las patas reduciendo la curvatura lumbar (hipolordosis o rectificación lumbar). De manera general, esta posición pélvica suele estar relacionada con isquiotibiales, glúetos e incluso piriformes tensos muy frecuente en un estilo de vida en el que la persona pase mucho tiempo sentado o tumbado con la espalda encorvada. A nivel patológico, puede desencadenar en degeneración discal (hernias discales), ciática, etc. Las flexiones hacia delante (Uttanasana), suelen ser dolorosas o perjudiciales por lo que serán evitadas.
Además, estas basculaciones pueden ir acompañadas de desplazamientos en la horizontal, inclinaciones laterales e incluso rotaciones y torsiones siendo el resultado, en ocasiones de escoliosis graves de columna.
Estos dos casos, son puntos de partida por donde empezar a observar la postura corporal del practicante de Yoga. La realidad es mucho más compleja y para cada persona se requiere un estudio detallado. En clases grupales de yoga es muy difícil encontrar personas cuya pelvis esté totalmente neutral. Cada persona tendrá un tipo de alteración cuyo trabajo deberá ser específico de ahí la importancia de las sesiones personalizadas de Yoga terapéutico. Durante las sesiones de Holistic Yoga Therapy® se observa la postura y se aconsejan cambios posturales en asanas específicas con o sin el uso de apoyos pero además se analiza el tipo de alteración emocional-mental que ha llevado a la persona desarrollar esta postura y se ofrecen técnicas específicas para tratar dicho estado. El resultado es una clase muy adaptada a la persona en cuestión que le permita abordar su desequilibrio desde todos los aspectos del ser.
Gracias por llegar hasta aquí :-) Si te parece interesante agradecemos que lo compartas.

YOGA AYURVÉDICO

YOGA AYURVÉDICO. ADAPTA TU PRÁCTICA DE YOGA A TU CONSTITUCIÓN.
Cada individo somos seres únicos y especiales y por ello, nuestra práctica de Yoga debería estar muy adaptada a nuestra anatomía, personalidad, patología, edad, etc. Pero, ¿es posible marcar unas pautas?
Según el Ayurveda (medicina tradicional de la India) todo el Universo está compuesto de 5 elementos (Tierra, Agua, Fuego, Aire y Éter) que a la vez se reagrupan para dar lugar a los famosos "doshas ayurvédicos": Vata (Aire y Éter), Pitta (Agua y Fuego) y Kapha (Agua y Tierra). Cada persona, por la herencia, el momento de la concepción y la astrología, nace con una predominancia a tener uno, dos o los tres doshas en exceso. A esta tendencia se le conoce como Prakrutti. Conociendo tu Prakrutti ayurvédico puedes adaptar tu estilo de vida, alimentación, deportes, tipos de masajes, etc. y por supuesto, el modo en el que practicas Yoga así como asanas específicas para devolverte a un estado de equilibrio.
De este modo, la unión del YOGA con el AYURVEDA establece unas bases en las que cada individuo puede establecer una práctica segura y eficaz acorde a su tendencia natural a tener excesos en ciertos elementos.
VATA (aire - éter), por ejemplo, tendrá tendencia a dispersarse, sentirse nervioso y poco centrado. Disfrutará de una práctica lenta y enfocada.
PITTA (fuego - agua) tendrá tendencia a la competitividad, la ambición y la frustración durante la práctica por lo que le sentará genial una práctica fomentada en la compasión y la paciencia que ayude a enfriar el organismo.
KAPHA (tierra - agua) tendrá tendencia a la pereza, a la inercia y a quedarse parado. Se verá más vital si realiza una práctica dinámica y activa que genere calor interno.

¿A qué es interesante? Visita nuestra web especializada: www.ayuryoga.es

YOGA, MEDICINA CHINA Y DEPRESIÓN

 

 

¿SABES CÓMO AYUDA EL YOGA Y LAS MEDICINAS ORIENTALES (MTC Y AYURVEDA) EN LA DEPRESIÓN?

La práctica de Yoga es una herramienta fantástica para ser usada de modo complementario con una terapia sanitaria (psiquiátrica o psicológica) cuando existe "depresión". Ahora bien, cada depresión es un mundo y no todas han de ser tratadas igual. Las medicinas orientales (Medicina Tradicional China MTC y Ayurveda) aportan mucha información práctica acerca del diagnóstico y tratamiento de esta patología. Incorporar estos conocimientos en la práctica del yoga terapéutico abre una magnífica puerta a la salud holística. Teniendo en cuenta el concepto de 5 Elementos (Tierra, Agua, Madera, Metal y Fuego) de la MTC podemos definir varios tipos de depresión: Deficiencia de Madera y Agua, Deficiencia de Tierra (origen o causada por Exc. Madera), Deficiencia de Fuego y Deficiencia de Metal.
Para destacar la importancia de conocer cual es el origen que ha llevado a la persona sentirse desvitalizada pondremos dos ejemplos. En el caso de una depresión por deficiencia de Metal, la persona está triste, melancólica, con tendencia al aislamiento y dificultad al respirar. Para fomentar los meridianos y vías miofasciales que pertenecen a este elemento utilizaremos posturas que fortalezcan los brazos (Adho Mukha Svanasana, Adho Mukha Vrksasana o Bakasana) y actúen sobre sus puntos de acupuntura (por ejemplo, P1). Sin embargo, si lo que se tiene es una depresión por deficiencia de Tierra, junto a los síntomas depresivos tendremos alteración del sistema digestivo (náuseas, alteración del apetito, vómitos, regurgitaciones, diarreas, etc. ). En este caso, ayudarán las tonificaciones abdominales y las flexiones hacia delante (Paschimottanasana, Utkatasana, Paripurna Navasana) que "nutran" el sistema digestivo y presionen en puntos de acupuntura (Ren12). Entonces encontramos que para la misma patología "depresión", existen diferentes prácticas de Yoga beneficiosas dependiendo del conflicto de origen de cada persona.

MERIDIANOS DE ACUPUNTURA vs MERIDIANOS MIOFASCIALES DE MYER. INFLUENCIA EN LA PRÁCTICA DEL YOGA.

 
¿QUÉ SON LAS FASCIAS Y CÓMO INFLUYEN EN EL YOGA?

MERIDIANOS DE ACUPUNTURA vs MERIDIANOS MIOFASCIALES DE MYER.

La fascia es un tejido conectivo que se extiende en el cuerpo como una red tridimensional desde la cabeza a los pies, desde atrás adelante y desde el interior al exterior sin interrupción. Está constituida por fibras elásticas (permiten el cambio), fibras de colágeno (aportan fuerza y estabilidad) y una sustancia gelatinosa y fluida conocida como matriz extracelular (aporta fluidez e hidratación). Rodea los músculos, los huesos, los nervios, los vasos sanguíneos y los órganos. El “epimisio” rodea el músculo, el “perimisio” rodea grupos de fibras musculares y el “endomisio” rodea las fibras musculares individuales. Todas estas capas se unen y finalizan en tendones o ligamentos.
Cuando existe un mal funcionamiento de esta red (por ejemplo, mala postura, inflamación, traumatismo, etc.) puede afectar a nuestra salud a muchos niveles creando diversos síntomas que aparentemente no tienen vínculo. [...]
Funciones de las Fascias:
• Da soporte y estructura al cuerpo fomentando la integridad.
• Está implicada en cualquier movimiento y absorbe impactos.
• Ayuda en la circulación sanguínea, especialmente en el sistema venoso y la circulación linfática.
• Modificaciones en la fascia preceden a congestión crónica en cualquier tejido.
• Las fascias son las responsables de los procesos inflamatorios. El sistema nervioso central está rodeado de fascia.
Además, a nivel celular, la fascia tiene una importante función de protección, respiración celular, nutrición, eliminación, metabolismo, hidratación, etc. por lo que cualquier malfuncionamiento de la fascia puede establecer un ambiente adecuado para que el cuerpo enferme (pobre eficiencia celular, necrosis, enfermedad, dolor, etc.).
MERIDIANOS MIOFASCIALES MYER
Los famosos “Meridianos miofasciales” son líneas de tejido conectivo que llevan a cabo las fuerzas estructurales requeridas para ejecutar el movimiento ya que conectan todas las partes del cuerpo y le dan integridad (líneas de tensegridad). Esta idea fue introducida en 1997 por Thomas Myers en un artículo llamado “La anatomía de los trenes”. De acuerdo a Myers, él basa sus líneas en los estudios anatómicos del Hermann Hoepke (1930) más sus conocimientos de Rolfing y disección de cadáveres que permitieron examinar con mayor exactitud estas vías anatómicas. Aunque en sus inicios Thomas Myers consideraba que las vías anatómicas guardaban similitud con los meridianos de acupuntura pensaba que no eran del todo equivalentes.
El descubrimiento de las Vías Miofasciales o Cadenas Musculares es de amplia importancia clínica. Gracias a su entendimiento los dolores musculoesqueletales, no sólo se tratan en el lugar del dolor sino en cualquier parte o punto de la fascia. Este tratamiento distal de las patologías empieza a tener similitud con los tratamientos de acupuntura distales en los que se puntura zonas del cuerpo alejadas de aquéllas con dolor.
FASCIAS Y YOGA
Cuando practicamos Yoga, seremos más conscientes si conocemos el sistema fascial de nuestro cuerpo.
Si la fascia pierde hidratación se queda rígida, seca y estancada se deberá practicar un estilo de Yoga muy nutritivo como el Yin Yoga o Yoga restaurativo. Con una fascia hidratada y en perfecto estado somos más eficientes energéticamente ya que nuestros músculos se cansarán menos.
Por otro lado, la práctica de deporte favorece la llegada de sangre a la musculatura tonificandóla y aportando calor y energía. Es decir, las actividades de deportivas, a diferencia del Yoga, están más enfocadas en el sistema cardiovascular y la musculatura y no modifican las fascias. Se consideraría una práctica más Yang que la anterior.
Esto quiere decir, que los deportes, en general no afectan tanto a nuestra psique como lo hace el Yoga debido al importante vínculo que tiene el sistema fascial con el sistema nervioso. Cuando nuestro cuerpo está sometido a estrés, existen dos vías para liberarlo. O mediante segregación química de neuropéptidos que cambian nuestro humor y que afectan a diversas partes del cuerpo; o mediante modelos de tensión que se mantienen en el tiempo generando hábitos posturales y comienzan por alteraciones del sistema nervioso, luego se exportan a los músculos y finalmente al modelo de fascia. Esta última etapa, significa que las fascias registran y guardan nuestras impresiones mentales y emocionales como si fuera un archivador. Esto nos recuerda al término sánscrito "Samskaras" que son las impresiones que nuestra mente va registrando formando nuestras creencias, actitudes y personalidad. De modo que, cuando realizamos un estiramiento sostenido (asana de Yoga) comenzamos a cambiar el tejido conectivo y en último término las emociones e incluso nuestras creencias limitantes. En definitiva, el poder transformador del Yoga radica en el poder transformador de las fascias del cuerpo.
FASCIAS Y MERIDIANOS DE ACUPUNTURA
Posteriormente a Myer, Langevin, H.M. J.A. (2002) demostraron que la introducción y manipulación de agujas de acupuntura produce cambios en las células que se transmiten mediante el tejido conectivo o fascias. Ellos consideran que los meridianos de acupuntura son equivalentes a los planos anatómicos del tejido conectivo. Más tarde, en el 2009, Peter Dorsher establece que la asombrosa coincidencia de los meridianos de acupuntura con las líneas miofasciales es una prueba de que los meridianos de acupuntura están representados por las fascias del cuerpo humano. Peter Dorsher establece las siguientes similitudes:
Línea Posterior Superficial → Vejiga
Línea Frontal Superficial → Estómago, (Bazo)
Línea Frontal Profunda → Riñón, (Hígado)
Línea Lateral → Vesícula Biliar
Línea Espiral (anterior) → Estómago
Línea Espiral (posterior) → Vejiga
Línea Anterior Profunda del Brazo → Pulmón, (Intestino Grueso)
Línea Anterior Superficial del Brazo → Pericardio, (Corazón)
Línea Posterior Superficial del Brazo → San Jiao
Línea Posterior Profunda del Brazo → Intestino Delgado
Además, en las vías anatómicas encontramos lugares o puntos de dolor que en fisioterapia son conocidos como “trigger-point” o puntos gatillos desde mediados de 1800. Se reconocen como puntos sensibles formados por tejido blando cuyo dolor es aliviado mediante la presión, el masaje, el estiramiento o la punción seca. Dorsher analizó estos puntos y concluyó igualmente que existe una asombrosa coincidencia entre los puntos gatillos y los puntos de acupuntura. Concluye diciendo que es justo reconocer que los tratamientos actuales de dolor miofascial son un redescubrimiento independiente de los principios de sanación de la medicina tradicional china.
HOLISTIC YOGA THERAPY

YOGA Y MEDICINA CHINA (MTC) (Los 5 Elementos)

El Yoga y la Medicina tradicional china se complementan y enriquecen mutuamente. Existen varias vías por las que podemos realizar una práctica de Yoga y Yoga Terapéutico teniendo en cuenta los fundamentos de la MTC. Uno de estas vías se basa en los conocidos 5 Elementos (Fuego, Tierra, Metal, Agua y Madera). Cada uno de estos 5 Elementos están asociados a 2 o 4 órganos chinos que regulan funciones fisiológicas, emocionales y mentales del ser humano. Por ejemplo, el Elemento Metal está relacionado con Pulmón e Intestino Grueso. El Metal potencia nuestra interiorización, regula nuestro raciocinio y conexión espiritual. A nivel emocional nos ayuda a establecer límites en nuestra relaciones, aprender a dar y recibir, a desapegarnos y tener sentido de la justicia. Cuando tenemos un exceso de Metal empezamos a manifestar tendencias controladoras, perfeccionistas e inflexibles ante la vida y los demás. Cuando está en deficiencia, manifestamos tristeza, melancolía, aislamiento, tartamudez...A nivel físico, los desequilibrios en Metal tienen que ver con el sistema respiratorio, excretor e integumentario. Esta información es muy útil de cara a la práctica del Yoga. Podremos realizar posturas que compensen el desequilibrio en Metal (ya sea por exceso y deficiencia) actuando en los meridianos de Pulmón e Intestino Grueso y en algunos puntos de acupuntura propios de dichos meridianos. Por ejemplo, Los puntos P1 y P2 (localizados bajo las clavículas, donde colocamos los dedos al santiguarmos) tienen mucha influencia en el sistema respiratorio. Cuando el organismo tiene poco Metal podremos activar estos puntos mediante posturas que eleven los brazos y los tonifiquen como "Adho Mukha Svanasana" (El Perro hacia Abajo). De modo similar, podremos eliminar bloqueos de estos puntos cuando el Metal está en exceso en posturas de rotación de hombros que abran el pecho como "Paschima Namaskarasana" (Postura del saludo por detrás).