TOP

 CANALES ENERGÉTICOS Y YOGA  NADIS, SENS, MERIDIANOS CHINOS Y VÍAS MIOFASCIALES

La descripción de una anatomía energética detallada formada por canales de distribución de la energía aparece en varias medicinas y tradiciones antiguas en Oriente. En el Ayurveda se habla de Nadis como los canales por los que circula prana y que gracias a ellos se gesta la materia (5 Elementos) y la constitución de los Doshas, los Srotas (canales groseros) y Dhatus (tejidos). En los Upanishads aparece la primera alusión al concepto de Nadi donde se afirma que existen 72000. De este elevado número, a nivel terapéutico se trabaja con 14 Nadis cada uno de ellos conectado a órganos físicos y órganos de los sentidos. En Yoga, gracias a las prácticas de Pranayama, nos familiarizamos con 3 de estos canales: Ida, Pingala y Shusumna. El masaje tailandés  también se asienta en unas bases de anatomía energética. Sus canales de circulación son conocidos como sens y curiosamente, 3 de ellos poseen nombres y recorridos muy similares a los anteriores nadis: Ittha, Pingkhala y Sumana. Estas coincidencias también se muestran con respecto a la Medicina Tradicional China. En ella también se describen 14 canales o meridianos importantes donde se ubican la mayoría de puntos acupunturales. De estos meridianos existen coincidencias con los nadis tanto en recorrido como en función. Por ejemplo, el Visvodhara que es un nadi que afecta al sistema digestivo y cuyo recorrido es por la parte anterior del cuerpo presenta muchas similitudes con el meridiano de Estómago. Pero ¿y en Occidente? En las últimas décadas las investigaciones occidentales prestan bastante atención a una serie de recorridos, vías o canales que conectan partes alejadas del cuerpo y que están constituidas por tejido conectivo (fascias). Una de las cuestiones a destacar de las fascias es que poseen 10 veces más terminaciones nerviosas que los músculos por lo que es un tejido muy sensible y conectado con nuestro sistema nervioso. En Ayurveda, el sistema nervioso es conocido como Majjavaha Srota y es el sistema más cercano en su naturaleza (impulsos eléctricos) a los Nadis. Por lo tanto, las vías miofasciales guardan relación con los “canales energéticos orientales” en su naturaleza que influye en nuestro bienestar tanto físico como psíquico pero también en sus recorridos. Por ejemplo, la Vía Miofascial Posterior Superficial LPS posee un recorrido prácticamente idéntico al meridiano chino de Vejiga.

¿Qué papel juega el Yoga?

Cuando una persona se inicia en Yoga, normalmente su primer desafío es el control corporal y la atención a su parte física (Annamaya Kosha). Sin embargo, conforme vamos avanzando en la práctica, comenzamos a desarrollar percepciones más sutiles como cambios en la respiración, hormigueos en ciertas zonas o adormecimiento en otras. En este paso comenzamos a entrar en conexión con Pranamaya Kosha, nuestra envoltura de la energía o Prana. Conocer los recorridos de energía que posee nuestro cuerpo nos permite dirigir mejor la energía allí donde sea necesario mediante Asanas, Pranayama, Meditación, etc. Por ejemplo, desde el punto de vista del Ayurveda conocemos que el Nadi Varuna relacionado con el sistema respiratorio es regulado principalmente por el marma Hridaya localizado en el centro del esternón. El recorrido de Varuna presenta muchas similitudes con los meridianos chinos de Pulmón e Intestino Grueso (Metal) así como con las Vías Anteriores de los Brazos (Superficial y Profunda). Cuando Varuna está congestionado y tiene una energía excesiva (tos seca, rigidez en el pecho), estiraremos su recorrido con posturas que lleven los brazos atrás y abran el pecho y por lo tanto liberen Hridaya (por ejemplo, Ustrasana). Si lo que tenemos es muy poca energía en el canal (disnea, mucosidad fluida) que recorre el pecho y los brazos tendremos que tonificar y favorecer el flujo con posturas que lleven energía a brazos y pecho (por ejemplo, Bakasana).

De este modo, podemos trabajar mediante posturas físicas, intención mental y respiración en los canales de circulación energética conociendo sus recorridos y las asanas que les influyen.

Este tema tan fascinante te lo enseñamos en las formaciones que constituyen “Holistic Yoga Therapy”:

·      - En Yoga Miofascial® aprendes el recorrido y método de trabajo en las Vías Miofasciales y Sens Tailandeses

·      - En AyurYoga® aprendes el recorrido y método de trabajo a través de marmas en los nadis

·      - En TCM Yoga aprendes el recorrido de los meridianos chinos y cómo actuar en ellos mediante Yin y Yang Yoga.

Escribe: Dra. Helena Chacón Muñoz

www.holisticyogatherapy.org

www.yogamiofascial.com

www.ayuryoga.es

www.tcmyoga.org

 

PUNTOS ACUPUNTURALES EN YIN / YANG YOGA

TCM Yoga enseña cómo actuar en puntos acupunturales mediante digitopuntura, asanas Yin y Yang y automasaje con pelotas “Yoga Miofascial®”. El resultado es un mejor funcionamiento de los órganos y del flujo energético en los meridianos chinos.
 
Los PUNTOS SHU mostrados en la ilustración son ya mencionados en textos clásicos de Medicina China (Su Wen o el Nei Jing) los cuales los ubican a un pulgar y medio (1,5 cun) de la línea media de la espalda. “Shu” significa “transportar” porque su función es aportar energía (Qi) y nutrir directamente a los ZangFu (Órganos) sin necesidad de pasar por al meridiano principal tal y como indica Giovanni Maciocia. Por lo tanto, son muy usados para aportar energía a los Órganos en caso de debilidad y cronicidad aunque también pueden usarse con Excesos de Factores Patógenos (Qi rebelde, Calor, Viento, etc).
De este modo, a lo largo de la columna (similar al recorrido de las paravertebrales) encontramos una serie de puntos que sirven de llave para conectar con nuestros órganos principales e influir en ellos.
El masaje con pelotas "Yoga Miofascial®" a todo lo largo de la columna, los masajea, los estimula y regula el flujo energético en ellos mejorando la función de nuestros Órganos. :-) ¿Lo has probado?
 
* Texto extraído de la Formación en "Yin Yoga, Medicina China y Fascias" de TCM Yoga.
 
www.holisticyogatherapy.org
www.yogamiofascial.com

YOGA Y AYURVEDA
COLABORACIÓN MUTUA PARA EL BIENESTAR Y EVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD.

Yoga y Ayurveda tienen su raíz más profunda en los Vedas. Son dos disciplinas que provienen de India y que nos ayudan a encontrar nuestro propio equilibrio y bienestar. […]
YOGA, es un gran regalo para la humanidad. Sus orígenes se remontan a milenios y siglos pasando por varios textos sagrados y cuya evolución sigue vigente hoy en día. Yoga es una de las tradiciones espirituales más antiguas que trabaja todos nuestros cuerpos (físico, mental, espiritual) para lograr el autoconocimiento, autodesarrollo y autorrealización. […]
El AYURVEDA, por su parte también tiene una larga y compleja historia. Hoy en día, es considerado uno de los sistemas médicos más antiguos y completos del mundo. Al igual que el Yoga, considera todos los estratos de un ser humano (físico, mental y espiritual). Destaca la naturaleza individual de cada persona y busca la armonía y salud integral teniendo en cuenta las leyes de la naturaleza. Ayurveda nos ayuda a vivir en armonía con la naturaleza tanto interna como externa. Es por lo tanto, una ciencia de autosanación que busca aliviar las enfermedades para restaurar la integridad del individuo y su sanación espiritual. Este origen es muy parecido al del Yoga porque la búsqueda de la salud es justificada para tener una base óptima y energía adecuada para establecer un camino espiritual saludable.
De este modo, YOGA Y AYURVEDA trabajan juntos por el bienestar y evolución de la humanidad. Por un lado, Ayurveda nos aporta unas bases en las que nuestra energía y salud están óptimas para poder practicar un camino espiritual que nos lleve a la autorrealización. Y a la inversa, Yoga aporta un mayor conocimiento acerca de uno mismo y la necesidad de mayores cuidados hacia nuestro cuerpo y nuestra mente que pueden ser aplicados en un contexto de tratamiento ayurvédico.
Estas dos disciplinas han estado unidas en el pasado. Yoga nace en un contexto social en el que Ayurveda era la disciplina médica y natural predominante. Por lo que, Yoga terapéutico sin un conocimiento ayurvédico queda realmente escaso o carente de la visión que esta medicina aporta. Ambas, conjuntamente abarcan la unidad en cuerpo, mente y espíritu por vías ligeramente diferentes pero perfectamente complementarias por lo que no podemos obviar estos sabios conocimientos.

A la hora de practicar YOGA con un ENFOQUE AYURVÉDICO podemos tener en cuenta diversos factores.
1) La primera decisión será decidir si tenemos entre manos una CLASE GRUPAL o vamos a realizar una CLASE INDIVIDUAL y TERAPÉUTICA. La formación AyurYoga® está principalmente diseñada para clases grupales aunque también te aporta un conocimiento que será de utilidad para clases de Yoga Terapéutico personalizado, temática que se aprende en los cursos finales de “Holistic Yoga Therapy®”.
2) Debemos también decidir la temática ayurvédica a tratar. Si queremos actuar en los DOSHAS, SUB-PRANAS, CHAKRAS o MARMAS.
3) Dentro de cada temática elegimos el enfoque de la secuencia y sus OBJETIVOS. En clases grupales, el objetivo será trabajar con cuestiones genéricas mientras que en clases personalizadas podemos hacer más hincapié en herramientas terapéuticas.

* TEXTO EXTRAÍDO DE LA FORMACIÓN AYURYOGA®

* MODALIDADES "SEMI-PRESENCIAL" (Inicio el 4 de Mayo en Yoga Kula, Huelva) Y "A DISTANCIA"

* DIRIGE: Helena Chacón Muñoz. Más info: https://goo.gl/aWd9aH

* MATERIAL ESCRITO Y AUDIOVISUAL
Texto ilustrado, completo y detallado perfectamente explicado en 620 páginas.
Más de 6 h de vídeo demostrativo y resumen de "Clases Tipo".

*** Horas convalidables en YOGA ALLIANCE YACEP ("Continuing Education Providers") realizando la formación por Bloques:
- YOGA AYURVÉDICO BÁSICO: 30 hrs (16+14): https://goo.gl/69Tvrf
- YOGA AYURVÉDICO INTERMEDIO: 30 hrs (16+14): https://goo.gl/Jbnuau
- YOGA AYURVÉDICO AVANZADO: 40 hrs (24+16): https://goo.gl/B7qaEA

www.ayuryoga.es
www.holisticyogatherapy.org
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

¿SABES QUE EL LOGO DE LOS ROLLING STONES ESTÁ BASADO EN LA DIOSA KALI?

 
Kali es un de las diosas con aspecto más fiero del hinduismo lo que la relaciona con el elemento Fuego y con el dosha Pitta el cual incrementa. Además, su naturaleza eléctrica, móvil y punzante también fomenta Vata. Por lo tanto, su naturaleza será ideal para cuando hay desequilibrio de Kapha.
Se la representa de color negro (a veces azul) con cuatro u ocho brazos, un tercer ojo, un collar de calaveras y un cinturón con manos humanas. Su aspecto no puede ser más terrorífico. En su modalidad de cuatro brazos sostiene la cabeza de un demonio al que ha vencido, en otra mano lleva un arma (espada) para la destrucción y con las otras dos manos realiza mudras sagrados para sus devotos. Suele aparecer con la lengua fuera ensangrentada (lo que inspiró el logo de “Rolling Stones”) como muestra del esfuerzo que tuvo que hacer para matar al demonio Raktabija del cual, tuvo que beber su sangre para poder derrotarlo.
* Texto extraído de la Formación en "AyurYoga®"
 
*** ¿Quieres conocer más sobre esta deidad y cómo usar sus cualidades en una clase de Yoga? ***
 
Únete a la formación en AyurYoga o a alguno de sus bloques constituyentes tanto en modalidad SEMI-PRESENCIAL como A DISTANCIA
*** Horas convalidables en YOGA ALLIANCE YACEP ("Continuing Education Providers")

ENERGÍA PRIMAVERAL. ELEMENTO MADERA DE LA MTC

El Elemento Madera se asocia con el Este y la Primavera y sus órganos asociados son Hígado (Yin) y Vesícula Biliar (Yang). Se relaciona con el color Verde, el sabor Ácido y la emoción de la Ira.

Observa que la primavera es la estación que da inicio a la vida ya que comienzan a brotar las semillas y florecer los capullos. Cuando decimos “la primavera la sangre altera” es porque tras el invierno, época de máximo Yin, comienza a crecer el Yang y aumenta en nuestro organismo el calor, la movilidad de la sangre y la agitación interna (Viento). Por lo tanto, este Elemento está caracterizado por las cualidades de esta estación: Los Inicios y El Crecimiento.

 

FUNCIONES FÍSICAS:

Desde el punta de vista de la Medicina Tradicional China, el elemento Madera y sus órganos asociados (principalmente el Hígado) poseen las siguientes funciones:

           Controlan la Sangre. El Yin de Hígado almacena la Sangre y el Yang de Hígado regula la circulación de los canales para que la Sangre, el Qi y los Líquidos Orgánicos puedan moverse adecuadamente. Esto significa que gracias al Hígado nuestro organismo funciona adecuadamente, perfectamente coordinado y nuestras emociones fluyen liberándose y adaptándose a las nuevas circunstancias.              

            Rige el Viento. La naturaleza móvil de la Madera que permite la circulación de las sustancias está muy relacionada con las cualidades del Viento. Cuando no tenemos suficiente energía (Qi de Hígado) se producen estancamientos en alguna parte de nuestro cuerpo ya que no hay quién las mueva. En este caso, tenemos que llevar energía al Hígado con germinados y verduras de hoja verde. Pero si lo que tenemos es deficiencia de Yin y/o Sangre de Hígado (por ej. tomar muchos alimentos ácidos, alcohol o estrés), el Yang asciende generando Viento Interno caracterizado por síntomas que cambian de lugar (tics nerviosos, reumatismo, fibromialgia), irritación (prurito, alergias), paroxismo o síntomas repentinos (epilepsia, cólico) y bloqueos de alguna zona (hemiplejia, parálisis facial).

            La Vesícula Biliar almacena y suministra bilis para digerir los alimentos grasos. Ya que el sabor amargo estimula la secreción biliar ayuda a los órganos de Madera a realizar su función y son especialmente adecuados para tomar en primavera (lechuga, pomelo, diente de león).

           Controla la fuerza y la tensión muscular. El Qi de Hígado mueve la sangre a los músculos para que éstos dispongan de los nutrientes adecuados. El Yin de Hígado controla la resistencia muscular mientras que el Yang la potencia. Si el Yang de Hígado es deficiente manifestaremos debilidad, flacidez y tensión baja y viceversa, si el Yang está demasiado elevado tendremos contracturas, espasmos y tensión alta.

            Controla y nutre los tendones y ligamentos por lo que influye considerablemente en el tejido conectivo y fascial. La flexibilidad articular depende del Yin de Hígado mientras que la estabilidad la produce el Yang de Hígado. Si no hay suficiente Yin tenemos articulaciones rígidas con crepitaciones mientras que si no hay suficiente Yang manifestamos lasitud tendinosa e hipermovilidad.

           Se abre en los ojos y secreta lágrimas. Gracias al Hígado podemos ver. No es de extrañar que cuando nos alteramos con un fuerte enfado nuestros ojos enrojecen (el Hígado lleva sangre a los ojos). O cuando sentimos impotencia y frustración, aparecen lágrimas (no confundir con lágrimas de pena. En este caso la persona está enfadada).

           El Qi de Hígado rige las uñas. El Yin las nutre mientras que el Yang les da brillo y velocidad de crecimiento.

     En resumen, mantener el Elemento Madera equilibrado hace que nuestra sangre y linfa circulen adecuadamente, que llegue sangre a los órganos que la necesitan (por ejemplo, el Útero), que tengamos un cuerpo fuerte, resistente y equilibrado con una fácil digestión de las grasas y que manifestemos buena vista y uñas.

 

INFLUENCIA EMOCIONAL Y MENTAL:

La Medicina China dice que el Hígado aloja al HUN  o Alma etérea siendo relativamente similar a lo que en Occidente entendemos como “Alma”. Procede del Padre, penetra en el cuerpo poco después de haber nacido y sobrevive tras la muerte. Regenta nuestra psique no racional (intuición, inspiración, ideas, sueños reveladores, arte, creatividad), permite que nuestras emociones estén equilibradas (equilibra el Qi y la Sangre), favorece la organización y planificación, el coraje y valentía y la sensación de libertad.  Esta función psíquica nos aporta los impulsos y la creatividad necesarias para elaborar planes futuros, encontrar soluciones a los problemas y tener entusiasmo y pasión por la vida. Nos ayuda a tener perspectiva en la vida, a ver la globalidad, desarrollar compasión y capacidad de desarrollar nuestro potencial innato centrándonos en metas específicas. “Hun” fluye hacia los ojos de día para que podamos ver y de noche permanece en el Hígado para que podamos soñar por lo que influye en nuestra visión física y psíquica.

 La estabilidad de “Hun” depende del Yin y la Sangre de Hígado de modo que cuando éstas son deficientes aparecen alteraciones en el sueño, poca motivación, estado deprimido, no hay capacidad de resolución, ni energía para tomar decisiones, desaliento y no hay ni dirección ni visión. Si por el contrario, el “Hun” está alterado se manifiestan sueños agitados, imaginación excesiva y pasiones descontroladas, ambición, tiranía, necesidad de control y emociones muy alteradas (trastorno bipolar).

Según Ted Kaptchuk, “si la persona tiene exceso de Hígado es capaz de subirse a los pies de alguien y exigirle que pida perdón. Si está en deficiencia es ella la que pide perdón por haber sido herida.”

En resumen, mantener equilibrado tu elemento Madera favorece que tengas capacidad de Fluir, sensación de Libertad, Creatividad, capacidad de Organización, Planificación y toma de Decisiones y Desintoxicación física y emocional.

 

*** Texto extraído del material escrito de la Formación en TCM Yoga (Yoga y Medicina China. Yin - Yang)

Dra. Helena Chacón Muñoz

www.holisticyogatherapy.org

www.tcmyoga.org